Bcn sin dolor | Tipos de dolor
1452
page-template-default,page,page-id-1452,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

TIPOS DE DOLOR

A continuación te explicamos los tipos de dolor que existen y cómo podemos ayudarle:

CERVICALGIA

El dolor en las cervicales o cérvico-braquialgia -dolor en la columna cervical que irradia hacia el brazo- es muy común, lo sufre crónicamente un 20% de la población. La primera causa que lo provoca son los traumatismos, sobre todo los accidentes de tráfico y las lesiones deportivas. Le siguen, por orden de frecuencia, la actividad profesional -vibraciones, esfuerzos mecánicos, mala higiene postural, sedentarismo- y los procesos degenerativos que se originan con la edad.

¿Por qué duelen las cervicales?

Puede deberse a que el nervio esté inflamado, por una hernia discal que lo comprima, o irritado por la estrechez de su orificio de salida debido a la artrosis. En otras ocasiones lo que duele son las pequeñas articulaciones que engarzan las vértebras y, finalmente, puede ser que lo que duela sea el propio disco por degeneración interna.

Latigazo cervical

El latigazo cervical se produce después de un accidente de tráfico y se manifiesta por dolor cervical crónico. En estos casos el dolor se debe a que durante la colisión las articulaciones vertebrales golpean entre sí y quedan alteradas funcionalmente. No todas las personas que se ven envueltas en un accidente de circulación sufren dolor cervical crónico, sólo el 15-20% tiene síntomas al cabo de un año y únicamente el 5% quedará gravemente afectado. La radiofrecuencia de articulaciones vertebrales (rizolisis) ha demostrado su eficacia para tratar este tipo de dolor consiguiendo un alivio completo en el 70% de los pacientes. Además este efecto es independiente de litigios y revierte los trastornos psicológicos asociados.

Dolor de las articulaciones cervicales C2-C7

TRATAMIENTOS PARA LAS CERVICALES

Infiltración epidural cervical

Se usa para desinflamar los nervios y los discos cervicales. Consiste en introducir una aguja entre las vértebras para detectar el espacio que rodea a los discos, la médula espinal y los nervios por dentro. Todas las infiltraciones se hacen con un aparato de rayos X muy sofisticado (radioscopia digital) que permite observar los pequeños detalles de la columna a medida que se va guiando la fina aguja hacia la zona inflamada. Hoy en día se recomienda utilizar un equipo radiológico de estas características para cualquier infiltración en la columna pero en el caso de las cervicales es imprescindible para garantizar la precisión del bloqueo y la seguridad del paciente. Antes de poner la medicación se inyecta un contraste Rx que ‘dibuja’ en pantalla el espacio epidural y confirma que todo se está haciendo correctamente.

Rizólisis Cervical

El dolor que se origina en las articulaciones vertebrales se puede curar aplicando una corriente eléctrica especial, la radiofrecuencia, en el finísimo nervio que transmite la sensibilidad de cada articulación. Esta operación se llama comúnmente rizolisis y, a diferencia de la infiltración, no se inyectan antiinflamatorios sólo se usan unas agujas especiales que se dirigen a esos nervios para termocoagularlos.

En Europa la técnica más usada para hacer la rizolisis es la holandesa que coloca las agujas perpendiculares a los nervios. Sin embargo, en América y Australia, con la universidad de Newcastle a la cabeza, consideran el abordaje europeo poco efectivo y promueven que la punta de la aguja quede paralela y ‘pegada’ al nervio para eliminar el dolor; el paciente va boca abajo y se introducen las agujas de atrás adelante. Es una técnica laboriosa, consume más tiempo realizarla, pero es muy resolutiva; en nuestra Unidad hace unos años que seguimos la escuela Newcastle.

Inyección de botox con ecografía

La columna cervical está rodeada de pequeños músculos que nos ayudan a girar y rotar el cuello en infinidad de posiciones; muchas veces el dolor de cervicales se debe a la contractura de esos grupos musculares. Hasta ahora esos músculos no se podían ver, ya que son invisibles a los rayos equis, y se pinchaban a ciegas o de ‘oído’ con electromiografía.

Gracias a los ecógrafos actuales vemos con gran fidelidad el músculo en cuestión, podemos observar la entrada de la aguja en su interior, la difusión del medicamento en su vientre muscular,..etc. En resumen, la ecografía es una especie de ‘ventana’ panorámica para tratar los músculos cervicales.

LUMBALGIA Y CIÁTICA

Existen muchas enfermedades que pueden causar inflamación de los nervios, los discos o los ligamentos de la columna lumbar. Las más habituales son la hernia/protrusión discal, la irritación/compresión de un nervio por artrosis y la disminución (estenosis) del canal vertebral. Estos casos responden muy bien a la inyección de un antiinflamatorio directamente en la columna. Los medicamentos que usamos son ‘parientes lejanos’ de la cortisona pero se han modificado tanto que se parecen ya poco a la molécula original. De hecho casi no retienen líquido y sólo desinflaman aunque todavía conservan cierto parecido con la cortisona.

¿Qué es una infiltración epidural?

Consiste en introducir una aguja entre las vértebras para detectar el espacio que rodea a los discos, la médula espinal y los nervios por dentro. Después se inyecta el esteroide de depósito (depot) que desinflamará la columna durante varias semanas. El sistema depot se llama así porque tarda tiempo en licuarse, tipo los ‘liposomas’ de las cremas de belleza que ejercen un efecto sostenido y duradero. El antiinflamatorio disminuye el dolor y acelera la recuperación de los pacientes con hernia discal y estenosis de canal.

Infiltración epidural: Se observa la medicación, de color negro, difundiendo dentro de la columna.

¿Cómo se hace la infiltración?

Todas las infiltraciones se hacen con un aparato de rayos equis muy sofisticado (radioscopia digital) que permite observar los pequeños detalles de la columna a medida que se va guiando la fina aguja hacia la zona inflamada. Antes de poner la medicación se inyecta un contraste que ‘dibuja’ en la pantalla Rx el espacio epidural y confirma que todo se está haciendo bien.
Estas infiltraciones son ambulatorias, es decir que se realizan sólo con anestesia local, y los pacientes vuelven a casa por su propio pie. No obstante, si el paciente está nervioso se le puede administrar un sedante para tranquilizarlo. Es habitual realizar dos o tres sesiones para que los síntomas desaparezcan por completo. Gracias a estas técnicas muchos pacientes han evitado someterse a una intervención quirúrgica mayor, más arriesgada y con un periodo de recuperación más largo.

Infiltración epidural del nervio raquídeo http://bcnsindolor.com

Infiltración epidural del nervio raquídeo.

Riesgos de la infiltración

Los riesgos de la infiltración son la alergia, la infección, el sangrado y la lesión nerviosa. La probabilidad de tener una complicación grave es muy baja y, a juicio del especialista del dolor, los beneficios superan con creces a los riesgos. En todo caso, si notara algún síntoma anómalo (fiebre, debilidad en las piernas,…etc.) lo más aconsejable es informar inmediatamente al médico responsable a través de los teléfonos de contacto.

Efectos secundarios de los esteroides

Al día siguiente de la infiltración algunos pacientes notan que tienen la cara enrojecida y caliente. Este efecto es puramente cosmético, NO es una alergia, y no hay motivo para preocuparse porque desaparecerá en pocos días
La glucosa (azúcar) en sangre aumenta la primera semana después de hacerse una infiltración, especialmente en diabéticos. Por lo tanto, si usted tiene diabetes, esa semana debería hacerse controles más frecuentes y, en caso necesario, aumentar la medicación que tome habitualmente (pastillas y/o insulina). Asimismo, la infiltración también puede subir la presión arterial o sea que, si es usted hipertenso, debería medirse la tensión con regularidad durante unos días y ajustar la dosis de su medicamento si lo requiriese.

Discografía http://bcnsindolor.com/tratamientos/